Los 5 riesgos del ciclista urbano ¡Evítalos!

El ciclista urbano se enfrenta a diversos peligros de la jungla de cemento

En Francia, el ciclista urbano no las tiene todas consigo. Si bien existe algo de infraestructura, el tránsito se transforma en una jungla de cemento para quienes utilizan sus bicicletas a diario. Aquí hemos conversado sobre lo que significa pedalear, por ejemplo, en París.

Lo cierto es que las bicicletas se usan cada vez más como medio de transporte urbano en Francia. Pero -lamentablemente- el ciclista urbano no siempre respeta las normas del tránsito. Bueno, a decir verdad, el respeto que se recibe por parte de los vehículos, camiones y buses no es para nada destacable tampoco.

Sin perjuicio de lo anterior, ser ciclista urbano no es para nada peligroso. Al menos no lo es si el ciclista urbano adopta un manejo defensivo y evita los riesgos más importantes a los que se enfrenta al circular en bicicleta. Aquí conocerás los 5 riesgos más importantes del ciclista urbano, tal como los presentó en su campaña publicitaria la Association Prévention Routière y Assureurs Prévention.

Los 5 riesgos más importantes del ciclista urbano - Tienes que evitarlos - Bicicleta

1. Las puertas son peligrosas para el ciclista urbano

Lo comentamos en los 10 mandamientos para los ciclistas urbanoslas puertas de los vehículos aparcados o estacionados sobre la acera o vereda son un riesgo potencialmente alto para quienes transitamos por las calles. Las puertas pueden abrirse y el tiempo ser insuficiente para realizar una maniobra evasiva o -incluso- frenar. Las consecuencias son evidentes.

La clave del manejo defensivo y evitar este riesgo está en prestar mucha atención al montar la bicicleta. Siempre presta atención dentro de los vehículos estacionados. Si hay personas dentro, ten cuidado; pueden descender en cualquier momento. También presta atención a los peatones, ya que siempre pueden salir de entre los coches.

Evita, por otra parte, conducir demasiado cerca de los vehículos.

2. Cruzar las intersecciones sin cuidado

Aún teniendo la prioridad en un cruce sin semáforos, debes prestar atención. Recuerda, quien lleva el impacto en una colisión eres tú. Y al golpe no le interesa si tu tenías o no la prioridad. Por eso, al llegar a cualquier intersección reduce la velocidad. Y frena si fuera necesario.

Ya lo decía mi madre: mas vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto. Esa consigna es fundamental. Siempre la aplicamos al pedalear por la ciudad.

3. Cruzar un semáforo en rojo

Al igual que la anterior, debes prestar atención. Si está en rojo, no cruces. Los vehículos pueden llegar al cruce a una velocidad suficiente como para ser imposible evitar el impacto. Y si tienes el semáforo en verde, pues controla de todos modos que no exista algún conductor desprevenido e irresponsable que está cruzando con luz roja.

Las normas de tránsito deben respetarse. Eso genera un tránsito más seguro para nosotros y para los demás.

Los 5 riesgos más importantes del ciclista urbano - Tienes que evitarlos - Cono

4. Ubicarse en el punto ciego de un vehículo

Todos los vehículos, grandes y pequeños, tienen lo que se denomina el punto ciego. Esto es, un área en la que el conductor, aún chequeando los espejos retrovisores, no podrá verte circulando en tu bicicleta. Cuanto mayor sea el tamaño del vehículo, camión o bus por ejemplo, mayores y peores serán los puntos ciegos.

Si te ubicas por detrás del vehículo, o en algunos sitios sobre sus laterales, es posible que el conductor no te vea y realice una maniobra que ponga en riesgo tu vida. Conocer los puntos ciegos de los vehículos con los que compartes las calles resulta indispensable. Y actuar en consecuencia resulta de vida o muerte. Esta tarea es clave en la conducción defensiva de la bicicleta por la ciudad.

5. Ser un ciclista urbano invisible

El ciclista urbano que no puede verse, es una persona cuya vida corre alto riesgo. Sucede que si el conductor de un vehículo no puede verte, no podrá actuar en consecuencia. Esto es, frenar, evadirte, esquivarte. Por esta razón, se hace necesario que utilices diferentes tipos de accesorios como luces, chalecos reflectantes y todos los elementos que creas necesario para que los demás conductores puedan verte desde lejos.

Recuerda, uno de los 10 mandamientos de los ciclistas urbano era: «Si no tienes luces y eres invisible, no conduzcas la bicicleta». ¡Cumple este mandamiento!

¿Cuáles crees tú que son los riesgos más importantes para un ciclista urbano?

Tags from the story
, , ,
Written By
More from CicloMag

Cascos para bicicletas aumentan el riesgo de colisión

Los cascos para bicicletas nos exponen a siniestros de tránsito Una investigación...
Read More