Cascos para bicicletas aumentan el riesgo de colisión

Los cascos para bicicletas nos exponen a siniestros de tránsito

Una investigación realizada por el Doctor Ian Walker, de la Universidad de Bath en el Reino Unido, demuestra que el aspecto de los ciclistas, y el uso de los cascos para bicicletas, influyen en el comportamiento de los conductores de los diferentes vehículos que circulan por la misma vía pública.

De acuerdo con el estudio mencionado, es posible inferir que los conductores de los vehículos ofrecen diferentes comportamientos al adelantar a las bicicletas, de acuerdo con el prejuicio que poseen del ciclista a adelantar, de conformidad con su aspecto.

Vale aclarar que no se discute que los cascos para bicicletas resultan útiles para los ciclistas. Que efectivamente cumplen su función beneficiosa para el ciclista.

cascos para bicicletas - Walker

¿Cómo fue el estudio del Dr. Ian Walker?

Para conocer el comportamiento de los vehículos al enfrentar una maniobra de adelantamiento a un ciclista, el Dr. Ian Walker utilizó una bicicleta adaptada para medir diferentes parámetros necesarios para su investigación. Así, montó en ella una cámara de video, así como un sensor de ultrasonido que mide distancias entre objetos.

Durante todo el período que duró la investigación, Walker logró recoger datos de un total aproximado a 2,300 maniobras de adelantamiento, ya sea de automóviles, buses o camiones. Estas maniobras se realizaron en diferentes vías de Inglaterra, urbanas y suburbanas.

Los adelantamientos se midieron bajo diferentes condiciones. Así, se analízó un ciclista masculino sin utilizar cascos para bicicletas, el mismo ciclista utilizándolo, y -por otro lado- el ciclista masculino con peluca de pelo largo para dar una apariencia femenina, con y sin cascos para bicicletas. Los resultados fueron sorprendentes.

cascos para bicicletas - Adelantamiento

¿Cuáles son las conclusiones? ¿Qué resultado arrojó el uso de los cascos para bicicletas?

La principal conclusión que encontramos es que los cascos para bicicletas colocan a los ciclistas que los utilizan en una posición peligrosa, en tanto los hace más susceptibles de ser víctimas de una colisión evitable.

¿Por qué sucede esto? De acuerdo con los investigadores, «los conductores de los vehículos tienden a creer que los ciclistas que utilizan cascos para bicicletas son ciclistas más serios, profesionales y menos propensos a realizar movimientos inesperados». Afirman que, según se desprende de la investigación, «el casco es el principal motivo para llevar a sacar las conclusiones mencionadas», permitiendo -por tanto- «ajustar el adelantamiento en consecuencia». Y la consecuencia directa es un adelantamiento más cercano a la bicicleta, y a una velocidad no tan reducida.

El propio Ian Walker comprobó que los cascos para bicicletas ponen en riesgo al ciclista que los utiliza. Sucede que durante la investigación, él fue atropellado o colisionado dos veces cuando los utilizaba, mientas que no sufrió nungún percance cuando no lo hacía. ¿Casualidad?

Cascos para bicicletas - Auto adelantar

Otras conclusiones del estudio de adelantamiento a bicicletas de Walker

Además de demostrar que utilizar los cascos para bicicletas expone a los ciclistas, la investigación demostró que por la mañana los conductores realizan adelantamientos más peligrosos. El riesgo, por tanto, desciende conforme pasan las horas. Y si se comparan las «horas pico», resultan menos peligrosas las de la tarde/noche que las de la mañana.

Asimismo, se comprobó que los ciclistas que circulan a la mitad de la calzada, lejos de los bordes de las rutas, vías o caminos, reciben adelantamientos más peligrosos que aquellos que circulan sobre la linea lateral exterior de su camino. Sin embargo, como señala Walker, los ciclistas -en muchos casos- deben circular sobre la mitad de la calzada, ya sea para evitar suciedad, pozos e irregularidades existentes en los laterales de las calles, así como para evitar las puertas de los vehículos estacionados sobre la acera. Y esto debe ser comprendido, también, por los conductores de los diferentes vehículos.

Otra de las conclusiones radica en que los conductores profesionales, tal vez por confiar en su capacidad, tienden a adelantar de forma más peligrosa, más rápida y cercana, que los conductores que no lo son. Situación que resulta más evidente cuando se trata de vehículos pesados como camiones y buses, quienes son, de acuerdo con el estudio, los que menos respetan la distancia de adelantamiento.

Por esta razón, cobra real sentido la medida que han tomado en Rio de Janeiro, Brasil, respecto a brindar educación a los conductores de buses. Sin lugar a dudas, este tipo de medidas son las que repercuten en un mejor y más seguro tránsito, con menos siniestros y -por tanto- menos fallecimientos.

En este punto, el investigador sugiere que los conductores comprendan «que al adelantar lo hacen demasiado cerca y ponen en riesgo la vida del ciclista», al tiempo que los ciclistas deben comprender que tal vez «los vehículos pesados vean dificultado el sobrepaso por ocupar en mayor medida y tiempo el carril contrario».

Por último, más allá del uso de los cascos para bicicletas, cuando el ciclista ofrece una apariencia femenina, los conductores realizan adelantamientos más seguros, en tanto ofrecen una distancia mayor para con las bicicletas. Para las mujeres, la distancia promedio fue de más de 1 metro 35 centímetros, mientras que para los adelantamientos a ciclistas masculinos la distancia promedio se redujo a menos 1 metro 25 centímetros.

Cascos para bicicletas - Ian Walker

Un breve comentario y opinión sobre la obligatoriedad de utilizar cascos para bicicletas

Son varios los países que se encuentran transitando la vía de la reglamentación restrictiva hacia los ciclistas. Se busca instaurar la obligación de utilizar cascos para bicicletas. Países como España o Uruguay son algunos de los ejemplos.

En este punto, debemos mencionar que es muy discutible la obligación de utilizar los cascos para bicicletas. Ello, porque se transforma en una fuerte barrera de entrada para que las personas decidan utilizar las bicicletas como medio de transporte urbano, pero no reducen las tasas de siniestros de tránsito que involucran bicicletas.

Y sumando a lo anterior, lamentamos que se nos obliguen a utilizar medidas para prepararnos para un impacto. Impacto para los que un cascos para bicicletas no ofrecen protección adecuada ni efectiva. Es decir, un casco para bicicletas no está preparado para el impacto directo de un vehículo de más de una tonelada, como es un automóvil, o más de 5 o 10 toneladas, como puede ser un camión o bus.

Y si en este contexto se analizan los resultados de la investigación del Dr. Ian Walker, las conclusiones parecen ser irrefutables: los cascos para bicicletas son útiles, mas no la panacea. Si se desea un tránsito más seguro, educar es el camino adecuado. Por alguna extraña razón -o no tan extraña- países como Holanda o Dinamarca ofrecen las más bajas tasas de siniestros y fallecidos, al tiempo que los cascos para bicicletas no son obligatorios, ni poseen un uso extendido.

cascos para bicicletas - Opiniones

Una aclaración sobre la investigación de Walker

Antes de finalizar, debemos mencionar que Ian Walker tuvo una fuerte crítica por parte del investigador independiente Dan Guitierrez. Sin embargo, Ian Walker explicó que la diferencia en los resultados entre ambas investigaciones radica en que una fue realizada en el Reino Unido y la segunda en Estados Unidos.

Dicho lo anterior, solo podemos concluir que la influencia del uso de los cascos para bicicletas en el comportamiento de los conductores de los vehículos (automóviles, buses, camiones, etc.), será diferente dependiendo de la realidad de cada país.

¿Qué opinas de este estudio? ¿Los cascos para bicicletas son peligrosos para los ciclistas? ¿Cuál es la realidad de las bicicletas en tu país?

Written By
More from CicloMag

Conoce cómo es la etapa 5 de la Vuelta a España

¿Ya sabes cómo es la etapa 5 de la Vuelta a España 2014?...
Read More