Todo por no mirar por el espejo retrovisor

Todo por no mirar por el espejo retrovisor ciclista urbano puerta automovil

Un ciclista de Londres salvó su vida de milagro cuando un conductor abrió la puerta sin mirar

Las puertas de los automóviles estacionados son una verdadera trampa mortal para los cientos de miles de ciclistas urbanos que recorren -día a día- las calles de nuestras ciudades. Son instantes, segundos catastróficos que no siempre pueden predecirse. Por ello, la importancia de circular a una distancia segura de los automóviles estacionados y de controlar constantemente si hay personas dentro de él.

Esa es la historia de un ciclista londinense que salvó su vida de milagro, gracias a la atención de Aliraj Miah; un conductor de taxi de la capital inglesa. Miah, conductor de un taxi circulaba por el este de Londres cuando se vio obligado a detener su vehículo de forma urgente.

Lo cierto es que el ciclista urbano, que circulaba correctamente por la vía pública, se vio sorprendido cuando el conductor de un automóvil estacionado abrió intempestivamente la puerta. El ciclista, si bien rápidamente intentó esquivar la puerta que se antepuso en su camino, no logró evitar rozarla.

El roce, hizo que el ciclista perdiera el dominio de la bicicleta y que, en esa acción, se fuera hacia el centro de la calzada. Para su mala suerte, en ese momento Miah venía conduciendo el taxi. Para su buena suerte, el taxista estaba atento a lo que ocurría, y -con su rápido accionar- evitó una catástrofe.

A continuación, puedes ver el video en el que se aprecia la forma en la que, por no mirar por el espejo retrovisor, un ciclista urbano vivió uno de los momentos más infartantes de su vida:

Finalmente, el ciclista londinense no sufrió más que golpes y se recuperó favorablemente. El taxista aseguró al medio británico MailOnline que el ciclista fue muy educado y se contactó luego para agradecerle e ir a tomar unas copas.

Con este tipo de videos buscamos, además de compartir la noticia, generar consciencia sobre la importancia de controlar y mirar por el espejo retrovisor para asegurarnos que no viene nadie que pueda verse perjudicado por abrir la puerta del vehículo; en especial si no viene un ciclista y/o motociclista.

Y para los ciclistas urbanos, la recomendación es circular atentos, controlando todos los automóviles que se encuentren estacionados.

¿Te ha sucedido este tipo de hechos a ti?

Tags from the story
, ,
Written By
More from CicloMag

¿Sabes por qué no se debe ir en bicicleta por la acera?

Un ciclista, que decidió ir en bicicleta por la acera, atropelló a...
Read More