¿Conoces la historia de bicicletas Trek?

Conoce la historia de bicicletas Trek

Conoce la historia de bicicletas Trek; una de las más importantes del mundo entero

Trek es una de las marcas de bicicletas más reconocidas e importantes del mundo. Pero, ¿conoces todo el camino que han transitado para lograr posicionarse de esa forma? En nuestra revista de bicicletas en español te contamos todo para que conozcas la historia de bicicletas Trek. ¿Vamos a ello?

Bicicletas Trek cuenta con más de 1.700 distribuidores en América del Norte, así como otros cientos a lo largo y ancho de más de 90 países en todo el mundo. Es una de las marcas más importantes de bicicletas y su prestigio crece a cada día. Pero llegar a este nivel requirió de diversos pasos y -por qué no- situaciones coyunturales a nivel mundial.

En la década de 1970 el mundo atravesaba una crisis de petróleo. Una crisis que comenzó más precisamente el 23 de agosto de 1973. Y así fue que las bicicletas sufrieron -o gozaron- un desarrollo importante. Si no hay petróleo, o éste es caro, volvemos al viejo medio de transporte, ¿verdad?

Pero, ¿el mercado de bicicletas se encontraba preparado para el boom en la demanda? Pues, evidentemente no. Y esa fue, justamente, la oportunidad que encontró Richard “Dick” Burke para entrar al juego. Junto con su amigo Bevil Hogg se lanzó a la aventura de fabricar bicicletas para un mercado dominado por italianos y japoneses.

Con un sueño de Dick Burke y una nómina de 5 empleados comenzó el viaje de la historia de bicicletas Trek. Todo ocurría en su granero en Waterloo, Wisconsin, Estados Unidos. En el granero fabricaron 805 unidades y ganaron US$ 161.000 dólares, a razón de US$ 200 por unidad. Se trataba de bicicletas cuyos cuadros eran soldados a mano.

Todo rodaba muy bien en el negocio. Fue creciendo y hasta lograron -en 1977- su primer distribuidor. Fue el primero en el mundo. Se trataba de Penn Cycle, en Minessota. Y los éxitos continuaban. Las ventas crecían y la facturación superó los 2  millones de dólares americanos.

En ese momento de la historia de bicicletas Trek el granero quedaba chico. Y fue en la década del 80 que la compañía había nacido. Bueno, había nacido como empresa, como una fábrica instalada. Porque debieron abandonar el granero y construir su sede y fábrica. En ella la expansión se afianzó y la fabricación de bicicletas se amplió; en número, modelo y expectativas.

Una vez se habían afianzado y mantener bajo control el crecimiento explosivo, la historia de bicicletas Trek debió ir detrás del sueño de Dick Burke. Esto es, fabricar mejores bicicletas, con la mejor tecnología disponible. Y si no existía esa tecnología, pues, sencillamente crearla.

Burke entonces decidió la contratación de ingenieros y profesionales de la ciencia. ¿Y qué mejor que se tratara de profesionales con experiencia en la industria aeroespacial? Y así fue que logró contratar a los mejores de dicha industria y, también, a los mejores de la competencia. Logró -de esa forma- contar con un excelente equipo con experiencia en la fabricación de bicicletas y excelentes conocimientos en el uso de materiales innovadores.

En este camino, ya rondando los inicios de la década de los 90, bicicletas Trek buscó fabricar mejores bicicletas, pero ya no de acero, sino de aluminio. La fábrica se ampliaba en superficie y los sueños crecían a pasos agigantados, pero con mesura e investigación.

Y así, ya en los 90, surgieron nuevos modelos, bicicletas híbridas, bicicletas para niños y -sobre todo- mejores bicicletas de ruta. El acero dio paso al aluminio y con las investigaciones llegó el uso de la fibra de carbono. ¡Toda una novedad para el momento histórico!

Entonces, Trek buscó competir. Era allí donde podría demostrar todos los avances alcanzados y mejorarlos. Era en la competencia donde se iba a poder demostrar que aún era posible fabricar mejores bicicletas. Y era allí donde se demostraría que hacer mejores bicicletas marcaban -indudablemente- la diferencia.

Llegó el día -entonces- en el que Lance Armstrong ganó por primera vez el Tour de France. Fue en 1999 y lo hizo montando una bicicleta Trek 5500 fabricada totalmente en fibra de carbono. Fue la primera vez que un ciclista corría el Tour de France, de principio a fin, en una bicicleta de fibra de carbono. La historia de bicicletas Trek sellaba, entonces, un camino de más y más éxitos y reconocimiento a nivel mundial.

La compañía continuó ascendiendo. Los éxitos seguían llegando. Y las fábricas se expandían respondiendo la demanda mundial. Se abrían más distribuidores en el mundo y se lograba una fabricación cercana a los 2 millones de unidades y una facturación de varios cientos de millones de dólares. ¡Nada mal para algo que comenzó como un sueño!

¿Sabes qué significa Trek, la marca de bicicletas? Pues, lo cierto es que se trata de una palabra de la lengua afrikáans. Esto es, una lengua de origen germánico y derivada del neerlandés que es utilizada principalmente en Sudáfrica y Namibia. ¿Y cuál es el significado de Trek? Pues, Trek significa “viaje”.

Por esta razón, como Trek quiere decir viaje, te proponemos iniciar un viaje en este momento. Un viaje en el que el siguiente video será el medio de transporte y el recorrido será, indudablemente, por toda la rica historia de bicicletas Trek.

¿Ya sabías cuál era la historia de bicicletas Trek? ¿Te ha gustado conocer un poco el porqué de la bicicleta que montas a diario o que -tal vez- siempre ves circular por las calles, senderos y rincones de tu ciudad o país? La historia de Trek es un ejemplo de que si lo deseas, puedes ser grande; tanto como lo sueñes y te lo propongas.

¿Qué opinas de la historia de bicicletas Trek?

Tags from the story
,
Written By
More from CicloMag

Bradley Wiggins ganó el Tour de California 2014

Finalizó el Tour de California 2014 con la participación de varios ciclistas de...
Read More