¿Sabes qué controlar al comprar bicicletas usadas?

¿Quieres comprar una bicicleta? Conoce qué controlar para comprar bicicletas usadas

Llegó el día en el que quieres comprar una bicicleta, pero no has logrado ahorrar lo suficiente para comprar una bici nueva del modelo que deseas. Entonces decides comprar bicicletas usadas, también conocidas como bicicletas de ocasión o bicicletas de segunda mano.

Ya has analizado todas las opciones para comprar bicicletas usadas, y has encontrado la que más te gusta. Tal vez -y muy probablemente- el contacto con el vendedor de la bicicleta de ocasión ha sido a través de internet. Por esta razón, acuerdas ir a ver la bicicleta antes de cerrar el negocio. Pero, ¿realmente sabes qué controlar al comprar bicicletas usadas? Aquí te diremos una serie de consejos importantes para comprar bicicletas de segunda mano.

Que controlar antes de comprar una bicicleta usada

Al comprar bicicletas usadas controla el cuadro de la bicicleta

Desde luego, el primero de los ítems a controlar cuando piensas comprar bicicletas usadas es controlar el estado general de la bicicleta. Pero -bajo ningún concepto- te dejes llevar por la emoción o por el buen estado aparente de la bicicleta de ocasión. Controla detalladamente su estado de conservación, para evitar perder dinero con la compra.

El primer y más importante componente a controlar es el cuadro de la bicicleta. Se trata del componente más caro que tiene una bici, y el más importante, ya que es la columna vertebral del nuestra querida bicicleta. Si él se encuentra en mal estado, o podremos tener un accidente en caso de rotura, o habremos perdido dinero con la compra.

Comienza -entonces- controlando el estado general de la pintura, los golpes que ha sufrido el cuadro y que éste carezca de marcas o abollones que nos cuenten de accidentes pasados o maltrato general. Controla, tal como lo señala la foto anterior, en aquellos sitios donde el cuadro sufre estrés por el uso.

Busca cuidadosamente que no existan fisuras o torceduras. Desde luego, las torceduras y fisuras se verán diferentes dependiendo del material con el que el cuadro ha sido confeccionado. El cuadro de carbono no se tuerce, se fisura y se quiebra. ¡Que no quede sitio en el cuadro sin controlar!

Si encuentras cualquier tipo de golpes, fisuras, torceduras o -directamente- quebraduras, es recomendable que la decisión sea no comprar esa bicicleta de ocasión.

Que controlar antes de comprar una bicicleta usada suspension

En segundo lugar, controla la horquilla de suspensión de la bicicleta usada

Ya hemos controlado el cuadro antes de comprar bicicletas usadas, pero aún no podemos decidir la compra de la bicicleta. Sucede que debemos controlar cuidadosamente la horquilla, u horquilla de suspensión. Se trata de uno de los componentes más caros de la bicicleta, después del cuadro.

En el primer caso, si la horquilla no posee suspensión, el método de control es similar al utilizado para el chequeo general del cuadro. Controla cuidadosamente y minuciosamente este componente, ya que su rotura es sinónimo de golpe duro, doloroso y hasta mortal.

Si quieres comprar bicicletas usadas con suspensión, controla la superficie de la suspensión. Busca roces, golpes y abollones. Chequea toda la superficie en busca de elementos que pueda indicar la existencia de fisuras. Es muy importante -asimismo- que chequees que las barras de suspensión no cuenten con desgaste pronunciado, ya que es un mal síntoma que indica que -tal vez y muy probablemente- debas cambiar la pieza. También controla retenes. Guíate con la imagen anterior.

Si quieres comprar una bicicleta de ocasión con suspensión trasera, también la deberás controlar con mucha atención antes de decidir la compra. El criterio a utilizar es -básicamente- el mismo que utilizas para chequear la horquilla delantera de suspensión.

Recuerda que -en algunos casos- comprar una suspensión nueva puede costar, incluso, más caro que la bicicleta que quieres comprar. Por esta razón, comprar bicicletas de segunda mano no es tan sencillo como parece. Debes prestar mucha atención a los detalles.

Que controlar antes de comprar una bicicleta usada transmision y frenos

Al comprar bicicletas usadas, chequea la transmisión de la bici

Fuimos a comprar bicicletas usadas y ya hemos chequeado el estado del cuadro, de la horquilla y sus suspensiones. Ahora debemos prestar atención -y mucha- a la transmisión de la bicicleta. Se trata de otro componente que, si se encuentra en mal estado, puede hacernos perder mucho dinero al comprar bicicletas de segunda mano.

Así, controla visualmente el estado de la cadena y que los platos, piñones y roldanas, todos los engranajes, se encuentren en buen estado de conservación. Para chequear esto, presta atención a las puntas de los engranajes. Si éstas se ven afiladas a la vista -y al tacto- es muy probable que debas realizar un cambio más temprano que tarde.

Es recomendable, asimismo, que chequees el eje de pedalier. Antes de comprar bicicletas de ocasión controla que no existan movimientos no convencionales, u holguras que indiquen un mal estado de conservación de la pieza.

También controla el sistema de frenos, en particular si al comprar bicicletas usadas notas que éstas vienen con frenos a disco, y en especial si son frenos a disco hidráulico. En este último caso, controla que no existan fugas de aceite, ya que es un indicador de que deberás cambiar la pieza.
Que controlar antes de comprar una bicicleta usada cubiertas

Chequea diferentes elementos al comprar bicicletas de ocasión

Todo lo anterior -sin lugar a dudas- son componentes que debes controlar indiscutiblemente. Se trata de piezas que -de estar obligados a cambiarlas- pueden hacer que nuestra decisión de comprar bicicletas usadas haya resultado un verdadero fracaso, haciéndonos perder mucho dinero.

Imaginemos, entonces, que ya hemos chequeado todos los puntos anteriores, y la bicicleta de segunda mano se encuentra en buen estado de conservación. Pues, ¡la compramos! Tal vez no. Es recomendable que controles estado de conservación de tubos o mangueras de maromas de freno y transmisión, estado de conservación de las cubiertas y llantas.

Si bien son elementos que se pueden solucionar con muy poco dinero, en caso de que todo se encuentre en mal estado, al sumar los gastos, lo pequeño se hace grande y -al fin del día- la compra no resultó tan conveniente.

En CicloMag, nuestra revista de bicicletas en español, deseamos que todos estos consejos para comprar bicicletas usadas te resulten útiles para que tu próxima decisión de compra sea un gran acierto.

¿Crees que debes fijarte en alguna otra cosa al comprar bicicletas usadas?

Tags from the story
,
Written By
More from CicloMag

Chris Froome es el ciclista del año 2013

El joven mejor ciclista del mundo en este 2013 fue Nairo Quintana...
Read More